Ainhoa entre tulipanes: la influencia de los tópicos culturales...

¿Qué se piensa de los españoles, realmente, en otros países? Es algo que nunca he tenido demasiado claro por ser de esa parte del país que prácticamente ningún turista de menos de 40 años conoce, y también por todos los problemas que, desde siempre, tengo para situar mi ciudad en el mapa que los extranjeros tienen en la cabeza.

Esta semana he tratado de averiguar, a través de un puñado de holandeses, la opinión que tienen aquí de España y sus ciudadanos. Las reacciones han sido muy dispares, pero también muy divertidas. Hay de todo, como en botica.

“España un país pobre… ¿no?”

La frase tiene su guasa, aunque pueda parecer lo contrario. Explicando la política de reciclaje española y la preocupación por las causas solidarias, comenté que ahora mucha gente guarda los tapones para ayudar a las familias con niños con enfermedades raras a recaudar fondos para investigación y tratamientos. Y, no sé cómo, esa parte pasó desapercibida y al final yo misma he contribuido, en sólo una semana aquí, a que ya haya holandeses que piensen que en España se reciclan los tapones de los cartones de leche y botellas de refresco porque no tenemos dinero para fabricar más. Bravo.

“Vuestro rey sí mola, como aquí la reina”

A día de hoy sigo sin entender a qué rey se refiere y a qué reina, porque ambas casas reales han cambiado de inquilinos recientemente y tengo unas dudas tremendas. Supongo que hay tantas opiniones sobre la familia real española como ciudadanos somos, y que aquí no será distinto, pero ¿de dónde se saca la información sobre la monarquía, en realidad? O como sucede en España, ¿es a través de las revistas?

Lo que sí me quedó claro es que la figura del rey holandés no es del todo apreciada, no sé si porque su madre era mejor o porque su esposa es más simpática, y desde luego me sorprendió la rapidez en contestar que mi monarquía es ‘mejor’.

“Y qué calor ahora en España, ¿verdad?”

¡Pues no, no señores! Tampoco me creen, da igual que explique que en la zona atlántica del país las temperaturas no tienen que ver con las que son internacionalmente conocidas, que nunca en mi vida he estado a 40 grados por la calle y que podría usar en Oviedo el abrigo que llevo aquí ahora. Eso sí, como mucho un día o dos en todo el invierno, que casualmente será los días que no lo use aquí hasta que llegue el buen tiempo.

“Los españoles no tenéis palabra y no sois nada serios”

Vale, perfecto: hay una persona que conoce a todos los ciudadanos españoles y no es nuestro presidente. Aunque sólo por eso debería de serlo, supongo. Esta respuesta me la dio otra persona, también holandesa, después de posponer una cita. Espero que no me quiten mi carnet de española por haber empeorado nuestra reputación y mucho menos por ponerme melodramática a la hora de responder que yo soy una persona individual que tengo suficiente con cargar con mis limitaciones, y no hay mochila en la que quepan las de toda España. O, al menos, no la tengo aquí en Amsterdam porque sólo pude traerme 20 kilos de equipaje.

Ha habido más ejemplos, pero estos fueron los que me llamaron la atención como recién llegada.

Yo no vengo a hacer patria pero tampoco a renegar de ella, y sólo espero contribuir, el tiempo que esté aquí, a que se conozca un poco mejor. Como haré yo con Holanda, desde dentro.

 

Ainhoa Palacio Gonzalez, colaboradora de Holanda Conecta, apasionada por la comunicación con trayectoria laboral periodística, nos cuenta semanalmente sus experiencias personales descubriendo un país nuevo y todos los aspectos que conlleva eso en su vida personal y profesional. 

Hace unos meses decidió romper con todo y dar el salto internacional, y esta ciudad le pareció la más apropiada para hacerlo. En sus artículos comparte, desde su perspectivalas diferencias y semejanzas de la vida en España, cómo son los holandeses y los extranjeros y, sobre todo, disfrutar de la experiencia.

 

 

 

Posted on February 25, 2015 and filed under Ainhoa entre tulipanes.